LOCOMOTROVA nació como un colectivo de canción de autor o canción poética, en 2002. Pronto sumó a sus voces fundadoras otras, desde diferentes expresiones artísticas. Ha montado acciones de arte en varios escenarios del Ecuador, recitales de canción, de poesía y experimentos poético-musicales. Sus miembros han dado a luz libros, discos y otros productos como registros de sus respectivos proyectos y del grupo.

miércoles, 27 de agosto de 2008

SOBRE EL ENCUENTRO INTERNACIONAL DE CANCIÓN DE AUTOR



Pasada ya la ola, podemos decir que el Primer Encuentro Internacional de Canción de Autor Ecuador 2008 fue un éxito. Lo atestiguan los medios y el público.

Esto nos complace particularmente porque es el fruto natural -aunque no espontáneo- de un proceso que viene gestándose desde hace años. Proceso en el que hemos tenido parte importante.

La Red Ecuatoriana de Trovadores (RET) nace en 2007 por la confluencia de varias fuentes. A saber: el trabajo de Diego Sojo con la Trova de los Cuatro Ríos (Cuenca 2002), la formación y permanecia de Locomotrova desde 2002 hasta la fecha y de TrovandoAndo desde 2004 hasta hoy, así como la suma de algunos de los viejos actores de la Cantautoría local a la RET, entre ellos de Fabián Meneses y Jaime Guevara.

La respuesta a las invitaciones hechas a los viejos actores de la canción de autor nacional por nuestro colectivo desde su formación, siempre fue tibia cuando se trataba de planificar, discutir o producir acontecimientos.
Por el contrario, cuando la convocatoria se ha hecho para su participación en los no pocos conciertos o series de conciertos conjuntos, la respuesta ha sido positiva. Lo muestran por ejemplo: Controversivos 1 (10 conciertos organizados por la RET, Washo Flores y la CCE), Magos y Juglares (dos conciertos, Fabián Jarrín, Teatro Variedades, Locomotrova), Canción de autor en La Ronda (6 conciertos, Fabián Jarrín, FONSAL), Controversivos 2 (3 conciertos, RET y Dir. de Cultura del Municipio de Quito).

La iniciativa y el trabajo inicial fue mayoritariamente de Washo. Aunque la idea no es nada original y ha sido planteada por varios en varias ocasiones, el mérito radica en haberla llevado a los hechos. La producción, también en esta ocasión corrió de la mano de dos locomotroveros, Washo Flores y Fabián Jarrín y del viejo cantautor quiteño Fabián Meneses, quienes contaron con algún apoyo de miembros de la RET como Pedro Nicolalde, Chelo Granda, Dennis Chávez, Lluvia y David Bonilla (otro locomotrovero).

Es placentero ver la concreción de los sueños que, alrededor de la Canción de Autor, animaron a Pancho y a Fabián cuando hacían recitales mano a mano, entre el 99 y el 2001, y que llevaron a formar Locomotrova, el colectivo de mayor permanencia en lo que va de historia de esta canción en nuestro país.

Es grato ver el reconocimiento que viejas figuras tienen, por sus méritos, claro está, pero también por el espacio propiciado por la suma de esfuerzos de los últimos años de Locomotrova y TrovandoAndo y de alguno de los viejos cantautores que se subieron a este tren.

Es halagador también ver que el sueño se ha multiplicado y va creciendo, para bien del canto sensible, del canto inteligente, de la canción vehículo de la poesía, de la posibilidad de cantar opinando.

Es también grato saber que esto ha sido posible económinamente hablando, como consecuencia del reconocimiento de la presencia de un movimiento de canción de autor, por parte de instancias oficiales que han seguido la historia de este canto: el Ministerio de Cultura y las municipalidades de las ciudades a las que llegó con conciertos este Primer Encuentro Internacional.

Para mayores referencias de lo que fue el Encuentro se puede visitar: http://www.canciondeautorecuador.blogspot.com/

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravo por locomotrova, está claro cuanto han hecho por la trova de acá.

Negra

Anónimo dijo...

Lo interesante es que ya no son los mismos de siempre!

Anónimo dijo...

GRACIAS!!!!!

Santiago

Gio Valdivieso Latorre dijo...

MECENAS DE LLUVIA
En tiempos de realidades virtuales,
mercados globalizados y bisturí a domicilio,
los antiguos oficios arte-sanos,
de solidaridad compartida, yacen muertos.
solo Natura que en huelga permanente
se niega a adaptarse y conformarse.
Misionera, se reparte sin poses,
meretriz, se abre entre montañas,
maga, aparece cuando le da la gana
mecenas, favoreces al trovador
en su canto de esquina, de penal,
de trinchera y ruiseñor.

Tu purificante baño andino,
ritual de cascada de cielo cotidiano,
mantiene en estos cuasi-artistas
los derechos compartidos,
la piratería como institución,
los bolsillos llenos de panas,
vacíos de plata.
Promotora de conciertos clandestinos,
con marketing de perifoneo,
auspicio de pan en casa prestada.

Tus nubes, vientos y gotas invocan
composiciones que llegan
como epístolas de desamor,
como diarios personales,
como citas psiquiátricas,
de los malestares de nuestra cultura,
de la patria chica y grande,
siempre y nunca
de uno mismo.

Tu percusión, tu llanto contra
veredas, techos y valles inspiran
canciones sabor a maíz,
a manzana verde,
a leña y carbón,
a conejo de luna llena.
Corean versos sobre desnudez,
sobre urgencias de un
otro igual que acompañe
a abrigar el viejo colchón.

Tu pintoresca coloración,
tiñe de vivaces reflejos
a las plazas atardeciendo.
En una celebración de lo cotidiano,
de acordes felices de dulce galleta,
de tristes pasillos pasionales de maracuyá,
para mujeres musas, brujas,
-escaramuzas-
Mujeres violetas, verdes,
pardas pero siempre claras.

…Eres ‘mala compañía’ de tabacos,
tragos, vuelos, cafés e insomnios…

Lluvia que desde el pupo del mundo
acoges a seres caminantes,
juglares urbanos,
predicadores de la irreverencia,
excéntricos de la normalidad,
simples y vitales seres humanos.
Tu fina garúa les besa sabor a queso,
les abraza fría con páramo y deja
una chamiza con guitarras mojadas
-pero llenas de ganas-
y un rinconcito de quiteñidad bohemia.
Para seguir con las complicidades,
los cantos de vida,
los amaneceres de hermandad,
y su fe en las estrellas,
como única alforja de recorrido
en una América multicolor.

Lluvia junto al sol,
te vuelves mariposa de color
para el gris trovador.

Juan Secaira dijo...

me pare excelente que existan estos espacios para las manifestaciones culturales. Aplaudo su esfuerzo.

Anónimo dijo...

Y para el 2009?